domingo, 18 de agosto de 2013

Divertida acción la que se pudo presenciar el pasado sábado en el choque entre el Chesterfield y el Cheltenham en la League Two. El futbolista Gary Robert bromeó con su rival Penn, quien no le dejaba sacar con comodidad una falta, bajándole los pantalones ante la presencia del árbitro. El trencilla se lo tomó con humor, esbozó una sonrisa y ordenó que se pusiera el balón en juego.



Fuente: Marca

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada